Paraísos al sur, las islas de Tailandia

Estas preparando tu viaje por el Sudeste Asiático y no sabes por dónde empezar. Seguramente las islas tailandesas aparezcan primeras en tu lista pero no sabes cuál elegir. Nosotros tuvimos la suerte de recorrer cinco islas en casi un mes, y para ayudarte a aclarar un poco el panorama, te contamos todo lo que nos dejó cada una de ellas. Lugares para dormir, playas, precios y más.

 

Las playas de Tailandia se convirtieron en un clásico mundial. Lo malo de su rápido crecimiento es la poca preparación del lugar, muchas de estas islas no están preparadas para recibir la cantidad de gente que las pisa a diario. No por poca oferta sino todo lo contrario, por la sobre oferta. Todos quieren hacer una parada en ellas y nosotros no fuimos la excepción.
Después de mucho autostop, trekking, cuevas y limpiar habitaciones en Borneo, estábamos con ganas de cerrar el 2015 panza para arriba tostándonos un poco el ombligo.

Nuestro primera imagen de Tailandia fue Koh Lipe, y no es poco decir. En realidad, nuestros primeros momentos fueron de discusión y espera por un hora en la oficina de inmigración de la isla por problemas con el pasaporte de Andre, aunque por suerte todo resultó bien. Pasado esto, la primera foto nos mostró lo que buscábamos y habíamos escuchado: arena blanca y agua transparente.

islas_tailandia (11)

Pero primero había que buscar donde dormir. Y ni bien pisamos la walking street obtuvimos la segunda foto: restoranes, puestitos, escuelas de buceo, hoteles, agencias de viaje, cafeterías, etc., etc. y más etc. Todo ahí bien pegadito, sin regalar ni un centímetro. Un chico francés que conocimos en la fila de inmigración nos comentó que ya había estado en la isla varios años atrás, y en ese entonces solo había tres guesthouse y algún que otro lugar para comer. Hoy no podríamos contar la cantidad de hoteles, y eso que la isla es bien chiquita.

islas_tailandia (14)

islas_tailandia (13)

Sabemos que venís a leer esto y te vamos a dar el gusto: las playas de Koh Lipe son hermosas, y muy tranquilas. A pesar de la decena de longtails que van a estacionarse sobre la costa, algún lugarcito para meterte te van a dejar. Tanto Sunset cómo Sunrise Beach son de las mejores y vas a poder disfrutar de increíbles atardeceres. Los amaneceres te los debemos porque preferimos dormir un poco más.

islas_tailandia (12)

islas_tailandia (1)

¿Qué podes hacer en la isla?

Excursiones a islas cercanas para hacer snorkel y conocer playas desiertas (Tarutao es un parque marino cercano), bucear y lo que más hicimos nosotros: desplomarse en la arena, disfrutar del sol y el agua y tomarse unos buenos mates esperando el atardecer, para luego destapar alguna que otra cervecita fría.

Por las noches en Sunrise Beach pudimos ver plancton luminoso que el agua empujaba a la costa. No sabemos si pasa siempre o si tuvimos suerte, pero pueden acercarse a chequearlo.

Koh Lipe es de las islas más caras. Ya sea alojamiento, comida o bucear. Un pad thai no baja de los 60 baht en algún que otro lugar, pero lo hemos visto hasta por 120 bahts en otros. Los alojamientos son otro problema para los mochileros con presupuesto acotado, difícil encontrar algo por menos de 400-500 bahts (en temporada alta), y no estamos hablando de ningún lujo.

Pasamos en total cinco días embobados con el ambiente tranquilo, el agua transparente y la excelente compañía de Agos y Franco, una pareja cordobesa de luna de miel que conocimos en el ferry rumbo a la isla y con la que compartimos mucho más que mates (gracias a ellos volvimos a tomar después de 6 meses), sino que pasaríamos tiempo con ellos en todo nuestro recorrido por el sur del país, y hasta navidad. ¡Como extrañamos nuestras tardes de mates, chicos!

islas_tailandia (10)
Cena con Agos y Franco (a la derecha), y Coti y Pablo a los que conocimos por medio del blog.

El siguiente destino fue Koh Lanta, a la que llegamos luego de un ferry y varias horas de minivan (800 bahts por persona). Nuevamente los primeros minutos en la isla eran de discusión, pero esta vez con la encargada de la agencia de viaje, ya que no cumplieron con su palabra y en lugar de dejarnos en la zona de hoteles que acordamos, nos tiraron y de mala manera a todos en la entrada de la isla para que tomemos los tuk tuk que estaban al acecho.

Nuevamente superado el problema nos fuimos derecho para Long Beach, la playa más larga y más turística de la isla. Aunque esto no quiere decir que esté abarrotada de gente, para nada, pero si hay mucho hospedaje, lugares para comer y barcitos. Las playas son lindas, no al nivel de Lipe pero el agua bien verde y con nulo oleaje valen la pena. Acá también disfrutamos de un ambiente muy relajado y tranquilo, pero con la diferencia de que los precios ya empezaban a ser más como esperábamos.

islas_tailandia (28)

islas_tailandia (26)

¿Que podes hacer en la isla?

Como de costumbre las excursiones de snorkel y el buceo siguen presentes, por la presencia de otro parque marino muy cerca. Un día alquilamos una moto y nos fuimos hacia el sur a recorrer otras playas, y valió la pena. Muchas están totalmente desiertas y casi no te vas a encontrar gente. Bien al sur, al final de la isla, esta la que dicen es la mejor de todas, con faro incluído, pero como se encuentra dentro de un Parque Nacional solo se puede acceder pagando 200 bahts de entrada y esquivando a los monos sobre la ruta. Por la hora que era decidimos no entrar e irnos a ver el atardecer a la última playa antes del parque, grande y con una puesta de sol fantástica.

islas_tailandia (15)

islas_tailandia (16)

islas_tailandia (24)
Esperando el atardecer a puro mate y charla en Bamboo Beach

islas_tailandia (17)

También podes hacer la excursión por el día a Koh Phi Phi. Nosotros al ser 4, con los amigos cordobeses, alquilamos un longtail privado (5200 bahts el bote, hasta 5 personas con almuerzo incluído) y pasamos todo el día entre Maya Bay, Koh Phi Phi y haciendo snorkel en lugares aledaños. Maya Bay es espectacular. Habíamos leído que había mucha gente y que estaba sucia, tanto la playa como el agua. Nosotros nos encontramos con mucha gente, eso es cierto, pero no vimos la suciedad. La arena bien blanca y el agua cristalina. Ya desde el ingreso a la bahía uno puede ver el fondo del mar y los corales a varios metros de profundidad y con solo asomar la cabeza por el barco. Estuvimos un par de horas sacando algunas fotos y disfrutando de ese lugar de película.

islas_tailandia (18)
Las Phi Phi apareciendo a nuestras espaldas.

islas_tailandia (20)

islas_tailandia (23)

islas_tailandia (29)

islas_tailandia (30)

Fueron siete días donde también pasamos el cumple de Nico con nuestros amigos y una rica cena con cerveza frente al mar. Nuestra idea inicial era algunos días en Lanta y luego irnos a Railay, pero finalmente optamos por seguir ahí y cruzarnos directo a Koh Tao (ferry + minivan + ferry por 700 bahts por persona), la meca del buceo en Tailandia. Obviamente no desaprovechamos la oportunidad y nos dimos unas sumergidas para despuntar el vicio con la gente de DPM Diving (2000 bahts dos inmersiones cada uno). Los días siguientes nos entretuvimos con las playas como Sairee Beach y Freedom Bay.

islas_tailandia (3)

islas_tailandia (4)

islas_tailandia (25)

Y también nos llevamos una decepción…

islas_tailandia (5)

Caminamos un buen rato hasta Leuk Beach y eso fue lo que nos encontramos. Así como llegamos nos fuimos. Ojala sea algo casual y solo hayamos tenido mala suerte. 

Si están viajando hace mucho o simplemente extrañan las milanesas con puré o papas fritas y huevo frito, en Koh Tao las van a encontrar. Pueden probarlas en Yang Restaurante rumbo al sur de la isla. El plato cuesta 100 bahts y la porción es muy buena.

Nuestro última isla fue Koh Samui (350 bahts por persona el ferry desde Koh Tao) pero tenía un plus especial. Ahí nos reencontramos con amigos que hacía mucho no veíamos. Algunos hacian un stop es su viaje a ver a River en Japón, y otros, como Flor la hermana de Andre y su amiga Romi, que luego de algunos meses de trabajo intensos en Nueva Zelanda estaban viajando por el Sudeste. Sumado a esto llegaba la Navidad, por lo que entre gorritos rojos, muchísima lluvia y muy buena compañía pasamos seis días en la isla.

islas_tailandia (6)

islas_tailandia (7)
¡Lo de muchísima lluvia iba muy en serio!
islas_tailandia (9)
Con Flor y Romi, adivinen cual es la hermana de Andre…
islas_tailandia (22)
¡Pongan los fideos que estamos todos! Llegaron Agos, Franco, Javi y Romi.

Koh Samui es grande. El mejor lugar para alojarse es Chaweng Beach, zona donde hay más oferta de guesthouse, playa larga, lugares para comer de todo tipo, bares y más.

 

 

Dónde dormimos

Koh Lipe: la primer noche en un pequeño lugar con carpas o pequeños bungalows, y por pequeños decimos solo el colchón y el ventilador, no entra mas nada. No tenía nombre, está metido hacia adentro sobre Sunset Beach, pasando un par de hoteles lindos. 400 bahts.
Las demás noches estuvimos en NT Lipe House, 500 bahts el bungalow doble con baño privado, ventilador y wifi. Queda sobre la walking street. Aunque podría estar mas limpio, lo recomendamos.

Koh Lanta: Mr and Joy Bungalows, a dos cuadras de la playa y dos de la ruta principal. Bungalow doble con baño privado, ventilador y wifi 350 bahts. Enfrente de The Tree Bar. Recomendable.

Koh Tao: 8 Koh Tao, habitación doble con ventilador, baño compartido y wifi 350 bahts. Llegamos en un momento donde estaba todo lleno y nos costó mucho encontrar lugar, sumado a que era de noche. Recomendable.

Koh Samui: la primer noche estuvimos en Saver Guesthouse, 350 bahts la habitación doble con ventilador, baño compartido y wifi. Recomendable.
Los siguientes cinco noche paramos en Tam’s Guesthouse, 300 bahts la doble con baño privado, aire, frigobar y wifi. Queda a 20 minutos caminando de la playa. Recomendable.
Como decidimos quedarnos un par de días más y este lugar no tenía disponibilidad, nos quedamos en Koh Samui Grand Mansion por 500 bahts la doble con baño, aire, frigobar y wifi. Muy recomendable.

 

Se terminaba la playa para nosotros hasta quien sabe cuando. Dejábamos las islas con la piel bronceada y con la alegría de haber tomado mucho mate y visto a algunos amigos nuevamente.

Era hora de conocer Bangkok. Tanto la nombran y tantas historias se leen que estábamos con muchas ganas de finalmente verle la cara. Ahí también pasaríamos nuestro primer año nuevo de viaje. Pero esto y todo lo que queda de Tailandia se lo vamos a contar en otro momento…

 

Si te gustó el artículo, ¿nos ayudas compartiéndolo?

¡Comentanos a través de Facebook!

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos interesa leerte!