Buena gente y relax, con sabor a té

Crónicas de nuestro paso por Cameron Highlands, Kuala Terengganu, la Isla de Kapas y nuestra iniciación autostopista.   

Luego de pasar varios días en la hermosa Penang, era hora de seguir camino y movernos. Si bien sabíamos que queríamos cruzarnos hacia la costa Este, no teníamos definido bien el próximo destino. Kuala Terengganu aparecía como la ciudad indicada sobre la costa para hacer base antes de visitar alguna isla, pero la gran distancia que nos separaba nos hacía suponer que necesitábamos algún destino intermedio para dividir el viaje. Ipoh, una ciudad de gran tamaño que habíamos visto desde el bus rumbo a Penang era una alternativa, aunque sin convencernos del todo. Por otro lado, Cameron Highlands tomaba fuerza para conocer las famosas plantaciones que alberga, pero estábamos indecisos sobre si visitarlas o no.
Gracias al blog nos pusimos en contacto con Alba, una española nómada, y Leila, de San Clemente, dos viajeras que recorren Asia juntas hace varios meses. Ellas acababan de arribar a Cameron H., y con sus excelentes comentarios sobre el lugar y las ganas de conocerlas personalmente hicieron que no lo dudáramos más y partimos hacia allá.

Debemos decir que no nos arrepentimos de la elección. Cameron Highlands, que se encuentra entre los 1100 y 1600 m.s.n.m., no sólo tiene un clima súper agradable que nos dio un respiro del calor agobiante de Penang sino también mucha tranquilidad, montañas, plantaciones de vegetales, frutas y por sobre todo de té. Colinas y valles llenos de hermosas e increíbles plantaciones de esta infusión tan tomada en Asia, por momentos parecieran formar un perfecto rompecabezas que no tiene fin.

p_CH2-001

p_CH-001

Este poblado conformado por tres pequeñas distritos fue descubierto por Sir William Cameron en 1885, gobernador británico que encabezo la expedición, y razón por la cual hoy lleva su apellido la ciudad. Vale aclarar que en aquel entonces nada existía en la zona, solo colinas selváticas que fueron eliminadas para desarrollar la zona. Con la creación del camino, lo británicos comenzaron a asentarse y construir en la zona edificios de retiro y granjas de cultivos. Aunque fue en 1929 que se instaló la primer plantación de té, que aun hasta hoy se erige como la famosa Boh Tea Plantation. Durante la segunda guerra mundial, en 1941, la invasión japonesa obligó a los británicos a dejar la zona, y estos utilizaron los cultivos para alimentar a sus tropas. Ya en 1945, cuando los japoneses se retiraron de Malasia, los británicos volvieron gradualmente a las highlands hasta 1957, cuando finalmente el pueblo malayo logró su independización.

Fueron sólo 3 días que estuvimos recorriendo la zona, caminando por plantaciones, visitando fábricas de té y viviendo la tranquilidad del lugar.
Debido a la falta de transporte público, la forma más común de moverse entre los pueblos, aparte del famoso teksi (taxi), es haciendo dedo. ¡Y acá fue nuestra exitosa iniciación con el autostop! Junto con Alba y Leila, esperamos un máximo de 10 minutos para que algún alma caritativa nos acercara a nuestro destino. Y fue en uno de esos viajes que conocimos a Ayai, un malayo que trabaja en la construcción, que amablemente se ofreció a llevarnos al parque de mariposas. Al ver que éste estaba cerrado, nos sugirió llevarnos a Mossy Forest desviándose unos varios kilómetros de su destino. Y no solo eso, ¡hasta se bajó con nosotros y nos hizo un mini walking tour!

Mossy Forest, cuya traducción sería “Bosque Musgoso”, tiene un encanto particular. Debido a que se encuentra en la montaña a 2000 m.s.n.m., las bajas nubes cubren con su manto blanco todo el bosque dándole una apariencia, por qué no, tenebrosa  y misteriosa. El contacto constante con la humedad de las nubes es lo que origina que el bosque esté cubierto de musgo y crea una biosfera muy específica de este tipo clima.

Con Leila, Ayai y Alba en Mossy Forest
Con Leila, Ayai y Alba en Mossy Forest

Otro detalle importante es que en los bosques de Cameron Highlands es posible encontrar la flor más grande del mundo (y una de las más raras), la Rafflesia.  Superando los 10 kilos de peso, y con su característico olor a podrido,  crecen también en los bosques de Sumatra, Borneo y sur de Tailandia.

Lamentablemente no la pudimos ver. No sólo es raro y muy difícil encontrarla ya que solo dura un par de días (a pesar que tarda entre 9 y 21 meses en desarrollarse), sino que se puede acceder a los bosques sólo con tours guiados que no son para nada económicos.

Fuente: http://www.emasesa.com/
Fuente: http://www.emasesa.com/

Después de haber hecho exitosamente autostop por el pueblo, ¡era la hora de enfrentarnos a la ruta! Queríamos llegar a Kuala Terengganu (a 350 km) temprano donde Alí, nuestro host de CouchSurfing, nos estaba esperando. La experiencia fue increíble, llegamos súper rápido gracias a los tres vehículos que nos levantaron. El último, un camionero muy simpático que estaba ansiosamente esperando jubilarse en los próximos dos años, se desvió más de 30 km. para dejarnos sin saberlo a 15 min. A pie de la casa de Alí!

p_KT7

p_CH4-001
Hacemos un párrafo aparte para esta gran persona que nos recibió con los brazos abiertos. Tan amable, atento, hospitalario, amigable. La verdad que nos hizo sentir súper cómodos en todo momento. Nos llevó a hacer una pequeña parrillada a la playa de noche, y como si eso no fuera suficiente, para el cumple de Andre le compro una torta con su nombre de sorpresa! Y pensar que una semana atrás ni lo conocíamos..
Ali es iraquí, y junto con su familia vivió muchos años escapando de la guerra. Hace 8 años vive en Malasia, y está a la espera de ser aceptado en USA como refugiado de guerra para poder obtener la ciudadanía y con ella poder elegir donde vivir, ya que con su actual pasaporte no es aceptado en muchos países.

p_KT6
Al leer nuestra pedido de hospedarnos en su casa, Alí aceptó inmediatamente alojarnos por 4 días avisándonos que la primera noche nos tocaría dormir en el cuarto “chico”, ya que estaba alojando a una familia. Cuando nos dijo familia nos sonó raro. ¿Una familia usando CouchSurfing? De tan solo pensar en nuestros padres usando CouchSurfing años atrás cuando nosotros éramos pequeños para hospedarnos en la casa de un desconocido, nos causaba bastante risa. Cuando llegamos conocimos a los aventureros Sylvie y Benjamin, una pareja francesa que viaja hace 14 meses con sus dos hermosas hijas de 3 y 4 años y medio. ¿Pueden creerlo?

En lo poco que vamos del viaje aprendimos con Daniel, un argentino de más de 65 años que ahorra su jubilación por 6 meses y los otros 6 meses los dedica a viajar, que no hay edad para salir de viaje, Alba nos demostró que no se necesita saber inglés para conocer el mundo (aunque si es verdad que ayuda) y que los hijos no son impedimentos para cumplir nuestros sueños. ¡Así que no hay excusas para comenzar!

Recorrimos la ciudad de Kuala Terengganu en dos días. Es una ciudad muy tranquila, con pocos atractivos para ofrecer, pero estratégicamente ubicada para acceder a las famosas islas de Kapas o Redang, por eso es que es una ciudad más de pasada que de visita.

Lo más interesante son las mezquitas, siendo que éste es un estado que en su mayoría son musulmanes. Las más visitadas son la mezquita blanca, de cristal y la flotante.

p_KT
Mezquita Blanca en el centro de la ciudad.
p_KT5
Mezquita de Cristal

Por suerte para los que no ayunamos existe ChinaTown. Sí, en toda ciudad hay un barrio chino, pero éste especialmente es muy pintoresco. En sus callecitas aledañas se esconden hermosos murales y arte callejero.

p_KT3

p_KT4

p_KT2
Algo que nos llamó muchísimo la atención en ChinaTown fue oír un fuerte sonido de aves provenientes de parlantes ubicados a lo largo de la calle principal. Más tarde nos dimos cuenta que eran grandes edificios vacíos llenos de ventanas las responsables de tal emisión. Nuestra curiosidad pudo más, así que preguntamos a qué se debía semejante arquitectura y la respuesta fue sorprendente. Al parecer los chinos destinan estos edificios para que una especie particular de pájaros de la zona anide en ellos, y el sonido es una forma de atraerlos. Lo interesante es que los nidos son sumamente preciados por ellos dado sus cualidades nutritivas y su exquisito sabor, y los chinos los vienen utilizando en su gastronomía por más de 400 años, por lo general en forma de sopa. Los nidos comestibles son de los productos animales (consumibles por el humano) más caros del mundo, ¡el kilo se puede conseguir por USD 2,500 en Asia!

Luego de hacer base en la casa de Ali, y de consultarle sobre las islas cerca de allí, nos recomendó que no podíamos perdernos Kapas. Si bien nuestra idea principal era ir a las islas Perhentian, teníamos que ir más para el norte y no nos convencía ir a tras mano. Finalmente aceptamos su recomendación, dejamos las mochilas grandes en su casa, y luego de arribar en un bus local a Marang, tomamos el ferry que nos llevaría a la isla. Apenas tocamos tierra, luego de media hora de viaje no apto para aquellos que sufren de mareos, nos dimos cuenta de que habíamos hecho lo correcto. Agua cristalina, arena blanca, corales, tortugas marinas, rayas y peces por todos lados, tranquilidad y pocas construcciones eran una combinación ideal para pasar unos días descansando y festejando el cumple de Andre.

p_Kapas2-001

p_Kapas-001

p_Kapas3

Decidimos asentarnos en un camping a metros del mar, donde casi no había gente y era muy barato. Luego de un día haciendo mucho snorkel y kayak, llegó una pareja que ni bien los vimos supimos que eran argentinos. Patricio y Natalia viajan hace 5 años. En 2010, salieron desde Buenos Aires con su camioneta para unir Argentina con Alaska. Si bien no llegaron hasta allí, sí lo hicieron hasta USA después de más de 2 años de viaje. Luego se dedicaron a generar fondos en ese país, México y Centroamérica. Ahora están realizando la última parte de su viaje recorriendo un poco del continente asiático. Son una pareja encantadora, súper dados y con una onda increíble. Nos dieron muchas fuerzas y aliento para nuestro viaje que recién comienza. Y no sólo eso, sino que al enterarse que se venía el cumple, nos propusieron hacer una buena cena argenta con pollo a las brasas y cartas para la previa. Sin lugar a dudas no fue un cumple más para Andre, ¡gracias por todo chicos!

p_Kapas5

p_Kapas4

 

¿Sabías qué?

  • La bandera de Malasia es como la bandera de Estados Unidos, a diferencia que, en lugar de tener 50 estrellas en la parte azul, tiene una luna y una estrella amarillas de 14 puntas (por sus 14 estados) y representan la religión oficial, el islam. También las bandas rojas y blancas son 14, y no 13 como la norteamericana.
    Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia…
  • En cuatro estados del país de mayoría musulmán, la semana laboral va desde el domingo al jueves. El viernes es considerado por el islam como un “feriado” para orar.
    Qué lío para planificar los feriados puente, ¿no?
  • Malasia tiene su propia marca de auto fabricados en el país, el Protón.

¡Comentanos a través de Facebook!

7 comentarios en “Buena gente y relax, con sabor a té

    1. Nos encantó conocerte Alba! Gracias por los consejos y la buena onda, ojala el camino nos vuelva a cruzar.
      Buenos caminos!

  1. Chicos hermoso blog. Me atrapo totalmente y hasta me informe maa de cameron highland. Espero nuestras rutas se crucen nuevamente. Quien sabe donde.

    1. Muchas gracias Leila! Es nuestra idea informar sobre lo que visitamos y contar un poco la historia que hay detras.
      Sii! Ojala nos volvamos a encontrar! Besoo

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos interesa leerte!