7 tips para visitar Angkor Wat

Angkor Wat se ha convertido en una de las paradas obligatorias para todo aquel que visita el sudeste asiático. Millones de turistas recorren estas mágicas ruinas del Imperio Jemer que, junto a la naturaleza que también reclama un papel protagónico, forman un paisaje tan místico y único digno de integrar la lista de las Siete Maravillas del Mundo.
En este post te damos algunos consejos para que aproveches al máximo tu visita a los templos, una visita que sin duda te dejará sin aliento.


1. ¡Hacelo en bici! 

Muchos van a decir que estás loco, que es enorme, que no vas a llegar a conocer nada, que hace demasiado calor para bici y que vas a terminar muy cansado. ¡Patrañas! Ellos porque no lo hicieron.

Es verdad que entre la ciudad y los templos hay 7 km que los separa (o media hora en bici), y que el circuito chico tiene 17 km y el grande 26 km, y que hace calor, aunque a decir verdad a nosotros no nos pareció tan terrible, quizás tuvimos suerte con el clima o quizás después de siete meses por el sudeste ya nos acostumbramos. Pero si yo lo pude hacer indispuesta y con una importante gripe a cuestas, entonces cualquiera, sí cualquiera, es capaz de hacerlo, solo hace falta voluntad.

Te recomendamos que lo hagas en bici no solo porque es lo más económico (un dólar por día), sino que nos parece la mejor forma para sentirse más conectado con el ambiente, además de ser el más ecológico de los transportes. Sin ruidos de las motos o tuk tuks, ni el aire acondicionado de los autos. Vos, tus piernas y ese lugar mágico y especial.

AngkorWatTip (1)
Listos para emprender nuestra última vuelta luego del atardecer.

Nosotros sacamos el ticket de tres días: el primer día hicimos amanecer + circuito chico, el segundo amanecer + el grande, y el tercero atardecer y volvimos a algunos lugares que nos habían gustado. Pero si no tenés tiempo o ganas de hacer los tres días, podes sacar el de un día y disfrutarlo igual al máximo en bici. Recordá que podés sacar el ticket por un día (20 Usd), por tres días (40 Usd) y por siete días (60 Usd). Aclaramos que los tres o siete días no tienen que ser de corridos, así te podes tomar un descanso entre tanto templo y recorrer un poco la ciudad. No olvides pedir el mapa con los circuitos al comprar los tickets.

Si aún no te convencimos y querés probar otros medios, tenés todas las opciones que te puedas imaginar: moto (15 usd el día), tuk tuk (alrededor de 15 usd sin guía y casi el doble con guía), tours que te llevan en buses o minivan con un guía (de 13 a 15 usd), en auto privado (45 usd con guía) o si sos más pro, en globo (alrededor de 20 usd por 10 min.) o helicóptero (90 usd por 7 min.). Si pensás hacerlo en tuk tuk con guía, te sugerimos que te unas a grupos de Facebook sobre el sudeste asiático y preguntes por recomendaciones, así los que ya fueron te van a poder dar sus referencias y números de contacto para contratar al tuk tuk.

Pero si sos de los nuestros y elegiste pedalear y asumir el dolor de traste que te va quedar después del segundo día, te damos algunas sugerencias:

  • No pongas la mochila ni nada de valor en el canasto de la bici. Seguramente es algo que no harías en tu país, pero nosotros salimos dormidos y bastante distraídos y así fue como a Nico le arrebataron la mochila del canasto en nuestro primer día de templos. Por suerte, no teníamos los pasaportes encima, pero el trago amargo del momento no nos dejó disfrutar el día. Y así fue como volvimos masticando bronca al hostel y postergamos los templos para el día siguiente.
  • Hay básicamente dos caminos para ir. Si vas de noche, te recomendamos que vayas por el principal que es un poco más largo pero está más iluminado y hay más movimiento. Aparte sobre esa calle está la oficina para comprar los tickets o si ya los tenés, que te lo marquen para indicar que ese día entraste. De día no hay problema ir por el alternativo, es más rápido y menos transitado.

 

2. Informate antes

A no ser que contrates un guía que te explique todo, lo mejor es que vayas informado así lo que ves toma otro valor. Para que no pienses que “son un montón de enormes piedras apiladas, seguro las pusieron los ovnis”, lee antes. Ahora con esto de la internet no hay excusas. Sino dentro del complejo podes comprar unos libritos a un dólar con fotos de los templos y un mapa, y si tenes espacio en la mochila venden un libro muy copado y completo pero es un poco más pesado (el precio dependerá de tu habilidad para regatear).

Hay un montón de documentales en youtube tanto de Discovery Channel, National Geographic o independientes. Te recomendamos que mires al menos uno antes de ir. También te sugerimos que leas el post de nuestro querido amigo Socio para aprender más sobre la historia de este enigmático lugar.


3. La foto

¿Querés tener la típica foto postal de la silueta del templo y el sol asomándose por el costado tiñendo todo a su alrededor de rojo y reflejándose en un lago?

Para eso vas a tener madrugar en serio. A las 5:00 abren el complejo y a esa hora vas a tener que estar para encontrar un buen lugar, sentarte y esperar. Vas a ver que alrededor de las 5:30 está todo lleno y va ser muy difícil encontrar un lugarcito para poner la cámara.

Anda con paciencia y llevate algo para desayunar porque el sol va empezar a salir recién a las 6:30. El mejor lugar para verlo es la lagunita de la izquierda (caminando hacia el templo) justo antes de que se termine, es decir, mirando hacia Angkor Wat del centro de la laguna hacia la izquierda.

AngkorWatTip (0)
Cuando veas esto te vas a olvidar que madrugaste.

No te olvides el trípode así podés hacer unas excelentes fotos o un time lapse muy copado como el que te mostramos a continuación hecho por otro viajero:

Según lo que leímos (y que no todos pudimos comprobar) los mejores lugares para ver el amanecer son Angkor Wat y Srah Srang, y el atardecer se puede apreciar desde Pre Rup o Phnom Bakheng (queda sobre la colina donde se hacen los paseos en elefante). Si vas al último para el atardecer, tené en cuenta que sólo dejan subir a 300 personas al templo al mismo tiempo, por lo que es muy seguro que tengas que hacer cola para esperar a que se libere. ¡Anda con tiempo!


4. Los imperdibles

Después de tres días recorriendo, los templos que más nos gustaron, y por eso te los recomendamos, fueron:

Bayon

Ubicado en el complejo Angkor Thom, este templo es conocido por ser el templo de las caras. En sus torres se pueden apreciar tres o cuatro sonrientes pero serenas caras apuntando a los cuatro puntos cardinales, dicen que para proteger al imperio Jemer. No se sabe con certeza si las caras representan a uno de los reyes del Imperio Jemer Jayavarman VII o a Lokesvara, una figura que personifica la compasión de todos los Budas. Lo que sí se sabe es que originalmente supo haber más de 200 de ellas.

AngkorWatTip (2)

AngkorWatTip (4)

 

Ta Phrom

Quizás este sea el más famoso de todos, ya que aquí mismo se filmó la película que llevó a Angelina Jolie a su estrellato internacional, Thomb Raider. Lo extraordinario de Ta Phrom es ver cómo las raíces de los árboles se comen literalmente las construcciones, cual pulpos agarrando sus presas. Es como si quisieran decirnos que allí mandan solamente ellos, que la madre naturaleza siempre tendrá la última palabra.

AngkorWatTip (5)

AngkorWatTip (6)

 

Angkor Wat

Angkor Wat es el templo más grande e imponente de todo el complejo. Este es el que se conserva en mejor estado y es el emblema del país, tanto que hasta en su bandera aparece representado. Se estima que se construyó en tan solo cuarenta años hace un milenio atrás, y que sirvió de palacio real del Imperio Jemer. ¡Una verdadera obra de arte!

AngkorWatTip (9)

AngkorWatTip (10)

 

Preah Khan

Otro de los templos que más nos gustó fue Preah Khan. Su arquitectura es más baja a comparación de los otros, no tiene grandes torres ni elevaciones. Pero el templo es enorme y tiene varias galerías que al mirarlas pareciera una sucesión de espejos sin fin. Y otra cosa interesante es que es uno de los que se encuentra menos restaurados, lo que le da un toque más auténtico.

AngkorWatTip (7)

AngkorWatTip (8)


5. Comida ¿llevo o compro allá?

Si estás con presupuesto ajustado como nosotros, te recomendamos que te lleves tu comida. Nosotros comprábamos unos pancitos riquísimos, mayonesa de atún en lata y fruta (todo por 4 usd) y con eso tirábamos hasta la cena. La comida en Angkor suele ser más cara, pero se puede comer. Por ejemplo, las frutas están a un dólar (ya sea un ananá o un racimo de bananas), el agua fría también la conseguís por un dólar, mientras que en la ciudad a la mitad, y además vimos sanguchitos a 1,50 usd, pero si te sentás en un lugar a comer estos precios se multiplican por 3 o 4. Si vas con tuk tuk lo más probable es que en el precio venga incluido agua para todo el día y a veces fruta.

Otra recomendación, en especial si vas en bici, es que te compres electrolitos para echarle al agua (sería como una versión barata del gatorade). Escuchamos que varias personas terminan descompuestos después del recorrido, y por lo general culpan a alguna comida en mal estado, pero lo cierto es que muy probablemente sea por una mezcla de cansancio y deshidratación. Aunque suene obvio, para evitarlo es necesario tomar mucho agua y no forzarse, descansar un día si venís con jet lag o si vas hacer varios días en bicicleta. En la farmacia podes conseguir varios sobres por 1 Usd.

AngkorWatTip (3)


6. Vestimenta apropiada

Angkor Wat es un complejo de templos, y como tal es necesario cumplir con un código de vestimenta, es decir, llevar pantalón abajo de la rodilla y remera con mangas. Como hace calor, vimos que muchas mujeres llevaban shorts y se ponían pareos para taparse y entrar a los templos. No entendemos porqué pero no se puede entrar con pareos y vimos cómo rebotaban a varias chicas. Solo fue en algunos templos específicos, pero de todas formas te sugerimos que vayas con la ropa apropiada o tengas una muda para cambiarte.

También te recomendamos que vayas en zapatillas o algo cómodo para caminar todo el día, no cometas el error de varios que van con ojotas o peor, ¡con tacos! En algunos lugares vas a tener que “escalar” piedras y con la tierra que hay puede costar un poco más.

Y como siempre, nunca están demás los consejos de mamá: llevá protector solar y/o gorro o pañuelo para cubrirte la cabeza del sol y no te olvides del repelente si vas al amanecer o al atardecer.


7. A refrescarse

Ya está, ya volviste de un inolvidable día recorriendo esas ruinas que se mezclan con la naturaleza y que te dejaron la boca abierta. Hace calor y estás cansado, ya sea porque pedaleaste o te levantaste para ver el amanecer y no paraste. ¿Qué mejor plan que darte un chapuzón y relajarte en una pileta? Tranquilo, si tu hostel o guesthouse no tiene una, porque al igual que nosotros fuiste al más barato que encontraste, podés ir a la piscina de agua salada del hotel y restorán Palm and Pool Villa. Si comes ahí bañarte es gratis, sino por 4 Usd accedes a la pileta más una bebida. Los precios de la carta no son los más mochilero friendly de Siem Reap, pero… ¡la comida es riquísima y la pileta de agua salada lo vale!

¿Sabías que?

  • En 1992 pasó a formar parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
  • Angkor Wat fue dedicado a la deidad hindú Vishnu, en lugar de ser dedicado al rey como era común hace mil años. Luego, en algún momento del siglo XIII el templo se comenzó a usar para adorar el budismo y se dejó atrás el hinduismo.
  • Angelina Jolie fue nombrada “ciudadana del país por sus esfuerzos para preservar el alma humanitaria” en 2005 por el rey de Camboya.

 

¿Te gustó el articulo? ¡Dejanos un comentario!

 

¡Comentanos a través de Facebook!

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos interesa leerte!